01 julio 2007

Una nueva oportunidad

En el actual curso de mi crecimiento, experimento una fase de transición. "Todo fluye", decía Heráclito de Éfeso. Este filósofo, dentro de su escepticismo social, había enunciado una gran verdad: la constante variabilidad del ser.

Pues bien, mi ser sigue esa línea. La capacidad de autodeterminación está en aumento, habiendo superado ya mucho de mi pesimismo originario. Mis carencias en la formación no me impiden darme cuenta de mis conflictos internos, que sólo podrán ser superados con decisión.

Conservo mi identidad, pero no niego la relatividad de mis actitudes. Como en el comienzo, Heráclito triunfa sobre Parménides.

1 comentario(s):

αŋŦỞŋ¥ ىŧ.є٧є dijo...

Leí una vez, que el caracol encierra la perfección númerica.

1,1,2,3,5,8...